Viernes 15 Diciembre 2017

Panambi Vera ON LINE

Los alberdeños que van a Formosa se hospedan en casas de sus parientes

El éxodo de personas en Alberdi, por el peligro de colapso del muro, es inferior frente al resto que decide quedarse. Solo 120 familias tienen intención de irse. Mientras, el comercio sigue su curso en la ciudad.

Agazapadas debajo de una carpa de plástico, tres mujeres tratan de no empaparse, sentadas sobre sus ropas y enseres, embalados en bolsas de hule. Esperan bajo una pertinaz lluvia la embarcación que las lleve a Formosa. Una de ellas está embarazada de siete meses y cuenta que fue hasta allí a buscar a su suegra.

"Nos vamos a ir a la casa de mi hijo que vive allá", apunta Gloria Yaffar, quien hace quince días se trasladó a un refugio cercano a la defensa costera. Ella es de Alberdi Tuyá, un barrio extramuro de la ciudad que está totalmente anegado por las aguas del río Paraguay.

"Ella es mi nuera, vino a darnos fuerza", señala a la joven en estado de gravidez. Su hijo reside en la provincia argentina aprovechando que posee doble nacionalidad, así como la mayoría de los alberdeños que nacen en hospitales públicos formoseños.

"Salimos porque no nos queremos arriesgar por el peligro de la barrera; estamos esperando la lancha nomás", comenta Gloria, cuyo padre también vive al otro lado del río Paraguay.

La gente hace largas colas en el puerto formoseño para abordar la lancha, sin importar el intenso sol o la lluvia.

 

Panambi en el Facebook